miércoles, 22 de noviembre de 2017

De lo bueno, lo mejor


'Better Things' ha llegado al final de su segunda temporada y, afortunadamente, tendremos tercera en 2018 (todo el asunto en torno a Louis C.K. saltó poco después de renovar). Demos gracias ya que el nivel que ha alcanzado la serie co-creada, co-producida y co-escrita por Pamela Adlon (¿dónde están todos los premios que se merece esta mujer?) se ha convertido, por derecho propio, en una de las mejores series del año. Y no hay discusión. Cuando una serie (sea drama, comedia o una mezcla de ambas) te enseña a ser mejor persona (o te enseña cosas, a secas), se merece todos los halagos del mundo. Y 'Better Things' lo consigue. Quiero repasar lo que han dado de sí los 10 magníficos capítulos de su segunda tanda de episodios recordando algunas de sus mejores frases.

"No preguntes cosas si no quieres saber la verdadera respuesta" (Sam)

"Podría masturbarme durante horas viendo a gente real ser asesinada" (Sam)

"Ése ha sido siempre mi punto débil. Quiero demasiado. Perdono demasiado" (Phyllis)


"Sabes que estoy muy orgullosa de ti" (Phyllis a su hija Sam)

"¿Veis? Siempre me gusta más la versión gay" (Sam)

"¿Podéis dejar de robar velas para llorar en la bañera?" (Sam)


"He estado manteniendo a tu hijo desde el día en que le conocí, que es nueve meses antes de que naciera Max" (Sam)

"Lo peor es ver a todos mis amigos volviéndose más inteligentes. Yo soy muy estúpida" (Max)

"¿Cómo puedes olvidar a alguien que no conociste?" (Sam)


"- Que no se te olvide escribirnos.
- ¿Tienes correo electrónico?
- No. Me temo que vas a tener que aprender a usar un lápiz" (Frankie y su tía abuela Jarita)

"- ¿En serio? ¿Nada de "crecen tan rápido?
- No. Ha sido lentísimo. Y no ha terminado. ¿Qué te crees? ¿Que se va a mudar mañana? Además, ni siquiera tiene 18 años. Y es retrasada" (Sam y Rich)

"Eres la mejor mamá del mundo" (Max)

martes, 21 de noviembre de 2017

Los 300 de Meredith Grey


Que 'Anatomía de Grey' es ETERNA lo sabemos todos. Y no precisamente eterna de "no termina nunca", no; es eterna de "por favor, que no termine nunca". El drama médico creado por ese ser omnipresente llamado Shonda Rhimes alcanzó con el capítulo previo a su finale invernal los 300 episodios. TRES-CIEN-TOS. Una semana después (es decir, hace 5 días), la ABC emitió su último capítulo de 2017, por lo que nos tocará esperar hasta enero del próximo año para resolver todas las situaciones que nos ha planteado.

Lo más destacable de los primeros ocho episodios de tu 14ª temporada (¿soy el único al que le da la sensación de que los continuos recuerdos del pasado le lleva a pensar que estamos cerca de su final?) ha sido la celebración de los 300, con uno de esos capítulos hechos para fans con los que recorrimos la historia de la serie a través de sus personajes (la no mención de Addison Montgomery es uno de esos enigmas sin solución) y de algunas de sus canciones más míticas (¡demos gracias por la banda sonora de la serie!). Por no hablar del momento piel de gallina al celebrar lo que todos sabíamos que llegaría antes o después. ¡Que viva Meredith Grey! Por cierto, ¿se ha convertido Ellen Pompeo en productora de la serie a partir del capítulo 300 o ya lo era de antes?

A partir de aquí spoilers del comienzo de la temporada 14 de 'Anatomía de Grey'. Si no conoces la sorpresa que le espera a Jo al salir del ascensor, no sigas leyendo.


La temporada comenzó con el regreso de entre los muertos de Megan (Abigail Spencer), la hermana de Owen y pareja de Riggs. Con ella también se produjo el regreso de Teddy (a Kim Raver le hemos visto ejerciendo de cirujana en la última temporada de 'Ray Donovan' con una trama digna de 'Anatomía de Grey', todo sea dicho). Recordar el coñazo que fue la llegada de Riggs al hospital y sus continuos enfrentamientos con Owen han terminado mereciendo la pena, pues nos hemos quitado de encima al supuesto sucesor de Derek. Una pena no haber hecho lo propio con Owen, un personaje al que a cada capítulo que pasa cuesta más soportar.

Precisamente ha sido Owen el que más a tope ha empezado la temporada, pues no solo ha recuperado a su hermana sino que por fin él y Amelia han tomado la decisión de separarse. ¡Celebremos! Por su parte, Amelia ha protagonizado una de las tramas médicas más fugaces de la serie, en cuanto a que su cáncer ha sido explotado de forma bastante breve y rápida. El doctor Koracick (Greg Germann) ha sido el encargado de librarle de él y con quien celebró su separación oficial. Descubrir la noticia ("No estás en tu sano juicio ahora y no lo has estado durante años") llevó a Shepherd a vivir una crisis como cirujana ("Todas estas personas buscaron mi ayuda y arruiné sus vidas (...) Creo que me hizo valiente e intrépida. No estoy segura de poder ser cirujana sin él") de la que se irá recuperando poco a poco.


Otros eventos importantes de este comienzo de temporada han sido la llegada de Carina DeLuca (Stefania Spampinato), hermana de DeLuca y que, al igual que él en su momento, ha tenido una irrupción en las tramas maravillosa (tanto por su trabajo como por sus relaciones amorosas). Confiemos en que no le pase como a Andrew y de repente se olviden de ella. La decisión de Ben de convertirse en bombero va a dejar de lado la posibilidad de convertirle en la nueva Stephanie de Jo, y además va a aportar un poco de drama a su relación con Bailey, que no ve con muy buenos ojos la decisión tomada por su marido. Y hablando de maridos: Alex confesó a Jo (que es la nueva jefa de residentes) que encontró al suyo pero que no hizo nada ("Te juro que jamás te haría daño"), lo que por fin les va a permitir vivir su relación en paz.

Nuevos internos han llegado al hospital con todo lo que ello supone (de momento les han sabido incorporar a las tramas, aunque lo de DeLuca con Sam Bello me da un poquito de pereza). Nuevos internos que han estado más presentes que nunca en la winter finale, lo que nos ha permitido conocerles un poquito más. En su despedida invernal 'Grey's' ha vivido un secuestro cibernético (¿no les había sucedido algo similar la temporada pasada?) consecuencia del concurso de cirugía desarrollado anónimamente por Jackson (¿cuándo se van a dar cuenta él y Maggie de que están destinados a quererse mucho y muy fuerte?) y que ha puesto el hospital patas arriba. Aunque no ha sido lo único puesto patas arriba, pues Jo se ha dado de bruces con Paul, del que por fin ha decidido divorciarse.


'Anatomía de Grey' regresará en enero para continuar la emisión de su decimocuarta temporada. La audiencia acompaña y, aunque sigo pensando que las continuas referencias al pasado me llevan a pensar que el final está cerca, es poco probable que la ABC decida dejar de contar con ella en parrilla. ¡Afortunadamente!

lunes, 20 de noviembre de 2017

La fantasía del ascensor


'How To Get Away With Murder' ha llegado a su finale invernal con un clásico: resolver el misterio presentado a lo largo de sus primeros capítulos y dejándolo todo preparado para su recta final (segunda mitad de temporada). Y sí, como siempre, ha sido un capítulo de infarto en el que todo lo que podía pasar ha pasado y todos los personajes se han visto involucrados. Incluidos, aunque no de forma directa, unos Bonnie y Nate que ya no dan para más (Billy Brown ya ni siquiera se desnuda como antaño).

La cuarta ha sido la temporada post-Oscar de Viola Davis y la primera en la que los chicos de Annalise han volado libres. Su estructura ha sido la misma, pero planteada desde diferentes ámbitos debido a la decisión tomada por Annalise en el primer capítulo. La trama Antares, que en principio sólo implicaba a Laurel, Michaela y Oliver ha terminado atrayendo al resto de personajes. Incluso a Simon, que parecía que iba a ser relevante la temporada pasada y que no ha sido hasta ahora cuando ha encajado con el grupo. Lo peor ha sido todo lo que ha tenido que ver con Isaac Roa (Jimmy Smits), que casi daba para una serie diferente centrada en su trauma y su relación con Annalise. Y Bonnie. Bonnie ha sido (es y probablemente será) lo peor de esta temporada. ¿A quién le importan sus sentimientos?

A partir de aquí spoilers de la cuarta temporada de 'HTGAWM'. Si no sabes a quién le grita Annalise que viva, no sigas leyendo.


Ahora que Annalise ha cerrado el #TeamKeating, Laurel se ha puesto el traje de superheroína embarazada ("[el bebé] Demasiado grande. Estoy preparada para que salga de mí" a lo que Oliver le contesta "Suenas como Oliver en una noche de cita") y está dispuesta a vengar la muerte de Wes, el padre de su hijo. O supuesto padre de su hijo, porque la duda de si es Frank el padre la siembran (aunque en la finale queda resuelta al ver el color de piel del bebé). Así que ahora que ha descubierto que su padre (al que le dijo que había abortado) es el responsable de la muerte de Wes, ella va a encargarse de hundir la salida a bolsa de su empresa. Esa es la misión de Laurel esta temporada, compaginada con su nuevo trabajo como asistente de Bonnie, que como ya no sabe qué hacer para ser relevante, se pone a trabajar para quien fue el villano de la tercera temporada (el fiscal Denver).

Michaela, la más ambiciosa del grupo ("Conseguir unas prácticas profesionales maravillosas y ser la Michelle y el Barack...blanco que estamos destinados a ser"), consigue cumplir su propósito y encuentra en Tegan (Amirah Vann) a su nueva Annalise. Annalise, por su parte, y antes de volver al mundo profesional (por la puerta grande y con una demanda colectiva bajo el brazo), hace una visita a su madre y se lleva un regalito: "¿Qué demonios sabes tú sobre seguridad? ¡Tienes a personas muriendo a tu alrededor todos los días!". Esta nueva labor profesional ("Hackea esto, zorra"), la compatibiliza con sus visitas al doctor Roa, quien le va a ayudar a superar su adicción, aunque tiene un pasado muy chungo (e irrelevante) que termina saliendo a la luz. ¿A quién le importa?


Connor recibe la visita de sus padres, abandona la facultad y termina trabajando junto a Annalise. Está viviendo su mejor momento y hasta le pide matrimonio a Oliver ("Me permites ser yo mismo, pero me haces ser una versión mejorada de mí mismo. Cásate conmigo para que pueda pasar el resto de mi vida intentando hacerte tan feliz como tú me haces a mí"). Pero su felicidad termina cuando éste le cuenta toda la verdad y le mete de lleno en la trama Antares. A Antares ha llegado también Simon, que le confiesa  a Oliver que está enamorado de él y que termina pegándose un tiro (sin querer) con el arma que llevaba Laurel en el bolso.

La temporada termina poco antes de las escenas que vimos en el primer capítulo de la temporada: Asher es arrestado por el disparo recibido por Simon, que está siendo operado. Connor, en la puerta de casa de Laurel, que en un giro digno de la mejor 'Anatomía de Grey', ha parido en el ascensor del hotel de Annalise sin asistencia y con Keating reanimando a su bebé. Annalise, que ya se ha puesto al día de la trama Antares, ha descubierto que Bonnie le quiere. Bonnie ahoga sus penas en alcohol junto a Nate, que a estas alturas todavía no ha superado a Annalise. Y Michaela y Oliver están en el bufete a la espera de ver qué hacen con su situación. ¿Por qué en los flashforwards del primer capítulo vemos a Roa diciéndole a Frank que han encontrado drogas en el cuerpo de Laurel? ¿Qué pinta ahí Isaac? ¿Cuánto tiempo lleva siguiendo Dominick (Nicholas Gonzalez) a Laurel? ¿Significa eso que su padre lleva vigilándole todo este tiempo? Pero yo tengo una pregunta mejor: ¿por qué Frank y Connor no se han acostado todavía?


En enero 'HTGAWM' regresará con la segunda mitad de su cuarta temporada. Es pronto para saber si renovará, pero su audiencia es cada vez menor y la serie, aunque sabe reinventarse, no da para mucho más. Entiendo que Simon vivirá porque tiene que poner en peligro el plan Antares. ¿Qué sorpresas nos deparará?

PD. Hoy 'Inquisitore Televisivo' cumple 10 años.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Culto al poder del meñique


'Cult' ha sido la séptima temporada de 'American Horror Story' y, siguiendo con la tradición, ha compartido con el resto de temporadas a algunos miembros de su reparto pero formateando historia y personajes. 'Cult' tuvo un comienzo tan loco como confuso: la aparición de los payasos (en un momento en el que estos personajes se habían convertido en la pesadilla de muchas personas, ya bien fuera por la absurda moda de los payasos diabólicos o por la película 'It'), la noche de las elecciones en la que Trump fue elegido presidente de los EEUU, el machismo ("Los hombres siempre creen que pueden hacer lo que quieran porque tienen. Siempre se les ha dado todo") y la presencia de personajes a los que costaba situar en la historia, hicieron que la audiencia quedase, de primeras, bastante descolocada. Y mira que era bien sencillo traducir el nombre de la temporada para salir de dudas.

La historia parecía que iba a centrarse en la lucha de una mujer (Sarah Paulson) contra sus fobias mientras era testigo junto a su esposa (Alison Pill) e hijo (Cooper Dodson) de la nueva situación vivida en EEUU tras la noche del 8 de noviembre de 2016 ("¿No crees que debería haber un examen que aprobar para ganarse el derecho a votar? ¿Quién soy yo para votar? Votaría en los Emmy o en los Globos de Oro, pero no estoy nada informada para poder elegir al presidente"). Pero claro, hablando de 'AHS', había que meter por en medio terror (del tipo que fuese) y locura. Lo cierto es que el interés con respecto a la temporada aumentó considerablemente (igual que el nivel de la misma) cuando, ahora sí, la historia quedó clara (y el tono loco/absurdo quedó rebajado): un nuevo Charles Manson (Evan Peters) dispuesto a conseguir su propio helter skelter

Si por algo ha destacado 'Cult' ha sido por los continuos giros que ha ido tomando la trama y el papel desempeñado por todos y cada uno de los personajes en la misma. ¿Quién era héroe y quién villano? ¿Quién engañaba a quién? ¿Quién trabajaba para quién y por qué? 

A partir de aquí, spoilers.


La primera gran revelación de 'Cult' fue descubrir que Ivy ("Estaba tan furiosa contigo que pensé que te odiaba"), la mujer de Ally, formaba parte del grupo de los villanos liderado por Kai Anderson y del que formaban parte todos los personajes que se han dejado ver a lo largo de los 11 capítulos que han compuesto la temporada (la segunda más corta de 'AHS'). Todos no, casi todos. Porque aunque daba la sensación de que el doctor Vincent (Cheyenne Jackson), del que descubrimos que era hermano de Kai y Winter (Billie Lourd), era el que filtraba la información sobre su paciente, él ha sido el otro gran inocente de 'Cult'. Y una de las numerosas víctimas del Líder Divino

Es curioso cómo todos los implicados en los (loquísimos) actos ideados por Kai han ido cayendo uno por uno hasta quedar únicamente Lee (Adina Porter). Cada uno cumpliendo con su misión (ya bien formando parte del plan de Kai o del plan de las mujeres fuertes que ha ido desarrollándose en los últimos capítulos de la temporada). Lee y la propia Ally, que no dudó un momento en envenenar a su mujer ("Elegí vengarme de ti (...) Volverás a ser lo que eres: una cobarde") para salirse con la suya ("Sólo quiero dos cosas en esta vida: Quiero a Oz todo para mí y quiero verte morir"). 


La historia ha tenido un final feliz para su (muy chillona y odiosa al principio) protagonista absoluta: recurriendo a las mismas armas que Kai cuando fingió su propio intento de asesinato, Ally le ve morir a manos de Lee y termina ocupando el puesto como senadora de Michigan, aupada gracias a la popularidad adquirida tras su paso y posterior salida de la secta. "Mujer muy inspiradora" e "icono real de feminismo" son algunos de los calificativos recibidos por Ally. Y de paso ha recuperado el legado que comenzó Valerie Solanas (Lena Dunham) y que continuó Bebe Babbitt (Frances Conroy). 

'Cult' no tuvo el mejor de los comienzos para una temporada de 'AHS', pero cuando aclaró su verdadera trama fue imposible no caer rendido a sus encantos. Una temporada muy violenta y sangrienta (basta recordar la muerte del amante del sado o la sufrida a clavo limpio en la cabeza por uno de los acólitos de Kai), que ha hecho frente al machismo ("Las mujeres no pueden gobernar. Son demasiado sensibles. Irracionales") y la misoginia ("La gente toleró al tipo negro, pero nadie quiere una mujer presidenta") a través de personajes femeninos fuertes e inteligentes ("Desde este momento tienes un único propósito: liberar la furia femenina (...) Morirás sabiendo que nos has salvado a todas") que han sabido darle la vuelta a la tortilla ("Hay algo más peligroso en este mundo que un hombre humillado: una mujer canalla"). Y sí, 'Cult' debería darle a Evan Peters la nominación al Emmy que merece tras el tour de force interpretativo que se ha marcado este año.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Las mejores frases de la temporada final de 'The Mindy Project'


Tras seis temporadas en antena, un cambio de cadena (de FOX a Hulu) y con 117 episodios a su espalda, 'The Mindy Project', la comedia creada, escrita, dirigida y protagonizada por ese ser de luz llamado Mindy Kaling, ha llegado a su final. Durante sus seis años de emisión, 'Mindy' ha estado siempre entre mis comedias favoritas, a pesar del considerable bajón de nivel que alcanzó la serie a partir de su cuarta temporada. Pero de una forma u otra, había algún momento en el que Kaling me recordaba por qué he querido tanto la serie. Hay mil formas de homenajear 'The Mindy Project', que en su final nos ha recordado su esencia (ser una comedia romántica), y mi elegida es recordando las que han sido sus mejores frases durante sus últimos 10 episodios.

"Además, me encanta que en spinning sea fácil tirarse un pedo sin que se den cuenta; siempre que no estés al lado de las velas" (Mindy Lahiri)

"Venga,Tamra, si puedes salir con Harvey Weinstein, puedes hacer esto" (Tamra)

"¿Karen? He terminado mi burrito. Necesito mis pastillas especiales. Tú sabes cuáles. Para ser clara: me refiero a las de los pedos" (Mindy Lahiri)

"Ben tiene mucha suerte: tú pagas por todo. Es como si él fuera Melania y tú los contribuyentes americanos" (Tamra)


"Morgan, tengo demasiado hambre como para cotillear" (Mindy Lahiri)

"- Vanessa es genial: presenta un reality en la MTV.
- Ese es un trabajo genial si estamos en 1987" (Lindsay y Mindy)

"- ¿Viste 'La noche más oscura'?
- Sí. Jessica Chastain me interpretó.
- Oh, Dios mío. Ella es genial. Me bloqueó en Twitter" (Daisy y Mindy)

"Estoy muy sana. Sólo es la segunda pizza que me como hoy" (Mindy Lahiri)


"No, sabes, creo que una vez que uno se divorcia, esa parte de ti que se fija en los hombres muere un poco. Como cuando después de graduarme en la facultad de medicina se me olvidó todo" (Mindy Lahiri)

"- No tengo seguro médico.
- ¡Caramba! Llevo oyendo eso todo el día. Creía que era algo que se inventaban los medios de comunicación liberales, como la brutalidad policial, pero no se preocupe" (una paciente y el doctor Jody Kimball-Kinney)

"Tenía que reencontrarme conmigo misma y resulta que soy bastante genial" (Mindy Lahiri)

"- Por respeto a mi futuro marido, me voy a convertir a la religión de Morgan.
- ¿La religión de Morgan? Yo soy la religión de Morgan" (Tamra y Mindy)


"Espera, ¿qué? Pensé que iba a ser una divertida boda de negros: saltar sobre la escoba, aleluya, quizás Lee Daniels esté allí, se emborrache y trate de besarme" (Mindy Lahiri)

"- Ahora que Tamra se va a unir a mi iglesia, tengo que seguir todas sus normas.
- ¿Quieres que te haga la circuncisión? Me moría de ganas por hacértela" (Morgan y Mindy)

"¿Cuánto puede durar un funeral? Tres semanas después del funeral de Lady Di yo estaba "Oh, ha salido el nuevo disco de las Spice Girls, ¿Lady qué?"" (Mindy Lahiri)

"No iba a decirte que vuelvo a quererte. Iba a decirte que nunca he dejado de hacerlo, y que no creo que deje de hacerlo" (Mindy Lahiri a Danny)

martes, 12 de septiembre de 2017

10 razones para no perderse 'Blood Drive'

'Blood Drive' ha sido uno de los grandes estrenos (doy un paso más y digo que ha sido el mejor) del verano. Y mira que se ha emitido en una cadena (SyFy) de la que soy muy poco fan. De ahí que la sorpresa haya sido tan grande. Centrada en la historia que viven dos de los participantes en la carrera de la sangre (los coches se alimentan, literalmente, de sangre humana), 'Blood Drive' ha contado con una primera (y única, ya que SyFy la canceló la semana pasada) temporada de 13 episodios. Mi misión hoy es animaros, a través de las siguientes 10 razones, a que os pongáis con ella cuanto antes.


1. La trama: ambientada a finales de los 90 (1999 para ser más exactos), 'Blood Drive' nos presenta un pasado apocalíptico en el que el agua escasea y el cambio climático es una realidad. La sociedad no se rige por el orden y las normas, y apenas hay vida en las calles. Los más valientes se han apuntado a la Blood Drive, una carrera de coches en la que en vez de gasolina, éstos necesitan sangre humana para moverse. Y todo planteado como un reality show que está siendo emitido por televisión.


2. Los personajes: Grace D'Argento, mujer fuerte por excelencia y Arthur Bailey, el último policía bueno y un placer para la vista, son sus protagonistas. A ellos se suman Christopher, compañero de trabajo de Arthur; Aki, un androide; y Julian Slink, director de la carrera. A ellos cinco se suman multitud de personajes secundarios con mayor o menor relevancia en las tramas.


3. El reparto: Christina Ochoa, actriz española nieta del premio Nobel Severo Ochoa y vista en series como 'Matador', 'Animal Kingdom' y 'Valor', de próximo estreno en la CW, da vida a Grace. Alan Ritchson, el Aquaman de 'Smallville', episódico en series como 'New Girl', 'Hawai 5.0', 'Black Mirror' y último fichaje de 'Titans', serie de DC Comics de futuro estreno, es Arthur. Thomas Dominique, visto también en 'Black Mirror', es Christopher. Marama Corlett, vista en la serie británica 'Simbad', es Aki. Y Colin Cunnigham ('Falling Skies', 'Stargate SG-1') es Slink.


4. 'Blood Drive' es una serie repleta de mujeres fuertes que están muy buenas y de maromos fuertes que están también muy buenos. En ese aspecto el reparto está muy bien escogido porque, incluso personajes de los que tienen una aparición de 3 minutos, están interpretados por actores/actrices a los que te querrías tirar. La carga sexual es un personaje más.


5. 'Blood Drive' es una serie MUY LOCA (las puertas temporales con forma de vagina son el mejor ejemplo), violenta, gore, sexual, absurda, marciana, mamarracha, divertida, irónica y muy cómica. Todas las locuras que se te pasen por la cabeza probablemente tengan cabida en una serie en la que hay canibailismo, orgías blancas y muy salvajes, centros psiquiátricos, androides y hasta luchas de gladiadores. Entre muchas otras cosas.


6. Aki,el androide interpretado por Marama Colett que parece recién salido de 'Westworld', es uno de esos personajes que deberían aparecer en las listas con los mejores personajes de series del año. Un personaje muy loco (en esta serie todo es muy loco) que va evolucionando a lo largo de los 13 capítulos y que, aunque al final no es tan increíble como al principio, no pierde su esencia. ¡Y QUÉ MANERA DE CAMINAR!


7. Lo mismo ocurre con Slink, el director de la carrera (además de muchas otras cosas) al que da vida Colin Cunnigham, el miembro del reparto más conocido. El suyo es un personaje demencial, cargado de sorpresas, y auténtico guionista de las tramas que van sucediendo a lo largo de la carrera. Un personaje que intentará acostarse con todos los que le rodean sin ningún tipo de pudor.


8. Aunque parezca imposible en una serie de estas características, hay sitio para el amor. Hasta dos relaciones amorosas tiene cabida en la serie, además de dos relaciones sobre las que se vertebran las tramas: por un lado la relación de amistad entre Arthur y Christopher y por otro, la relación entre Grace y su hermana Karma, de la que vamos conociendo cosas conforme avanza la temporada.


9. Por si la trama y subtramas no fuesen los suficientemente locas, en el capítulo 11 se produce un giro de esos imposibles que te dejará chillando frente a la pantalla. Una locura maravillosa.


10. Las escenas de acción están muy presentes en una serie que te hará cuestionarte un montón de cosas sobre su propia historia pero, aunque no obtengas respuesta, seguirás disfrutando de ella tanto o más que si las hubieses obtenido. Creerás que estás viendo la continuación no oficial de la película 'Death Proof'.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Cerrando Navy Street


'Kingdom' vio la luz en la cadena Audience en octubre de 2014. Cuando empezó, el principal atractivo que tenía la serie eran los miembros masculinos de su reparto, empezando por Nick Jonas, pasando por Frank Grillo y Matt Lauria y terminando en Jonathan Tucker. Era, hablando pronto y mal, una "serie para paja". La sorpresa llegó cuando este drama ambientado en el mundo de las MMA (artes marciales mixtas) demostró ser mucho más que un placer para la vista. No sólo era un drama deportivo, sino que tenía una trama familiar importante y personajes a los que el espectador fácilmente se enganchaba. Pero la mayor sorpresa de 'Kingdom' estaba en sus (potentes) personajes femeninos. No deja de fascinarme que series tan repletas de testosterona y aparentemente tan masculinas (como 'Kingdom', 'Animal Kingdom' o la ya terminada 'Banshee') tengan personajes femeninos tan fuertes y relevantes para su historia.

Cuando se estrenó la tercera temporada de 'Kingdom' (de 10 capítulos, igual que la primera y siendo la mitad de los que tuvo la segunda) ya se sabía que la serie llegaría a su final con su último capítulo. Y si bien ha ido quedando claro a lo largo de sus episodios que la historia no iba a terminar nada bien (la salud de Alvey, la mala vida de Jay), nadie se esperaba que el dramático giro final afectase a otro de los protagonistas de la historia.

Y a partir de aquí, spoilers sobre el final de 'Kingdom'.


La carga dramática de Nate Kulina, el personaje interpretado por Nick Jonas, ha residido en su homosexualidad y en la difícil tarea de hacerla convivir con el mundo en el que se mueve. Si bien al principio de la serie le vimos con novia, también le vimos utilizar aplicaciones móviles para tener sexo con otros hombres. La primera que descubrió su "secreto" fue su madre, que no lo compartió con nadie. Luego fue su hermano Jay, que se enteró sin quererlo, y con quien compartió una preciosa escena en el hospital en la segunda temporada. El único que quedaba por saberlo era su padre, al que estaba dispuesto a contárselo gracias al apoyo mostrado por su novio ("Cuéntaselo antes de que lo haga otra persona"). Sólo necesitaba tener a su lado a su hermano Jay ("Voy a contárselo a papá y te necesito a mi lado para ello").

El intento de suicidio de la madre de Alvey (a la que ha dado vida Talia Shire) provocó un acercamiento entre padre e hijos ("Quiero que nos comuniquemos más"), lo que abrió el camino para que Nate saliese del armario. El momento no podía ser mejor: Jay empezaba a volver a la normalidad, y Alvey le confesaba a su hijo menor lo mucho que le quería y que, a pesar de haber dudado de su capacidad, se había convertido en un gran luchador. Nate ve el momento, aprovecha la oportunidad y se confiesa; pero no recibe de su padre la reacción esperada. Las palabras "puto maricón" salen de la boca de un Alvey borracho que persigue a su hijo fuera del bar. Jay sale y les ve pelear. El portero se mete en medio y dispara. Nate recibe dos balazos que terminan con su vida. De la manera más tonta, y en el momento en el que parecía que los Kulina iban a comenzar de nuevo, sus vidas se rompen ante la muerte del pequeño Nate.


En la series finale, y antes de presenciar la pelea entre los luchadores legendarios de la que Alvey ha salido vencedor, hemos sido testigos de lo acontecido entre la muerte de Nate y el triunfo de Alvey. La pelea ha servido, además, para hacernos ver que Lisa (Queen Lisa) ha terminado aceptando la oferta que le hicieron y que se ha convertido en la dueña de todo. Si hay un personaje en 'Kingdom' que se merece todo lo bueno que pueda pasarle, ésa es Lisa Prince. Ella ha sido la buena noticia en una despedida tan triste. También hemos visto a Christina (el otro gran personaje femenino que ha tenido la serie), rota pero tragándose el dolor de haber perdido a su hijo menor. Nos hemos quedado sin saber qué va a pasar en su trabajo tras la llegada de Cody. Al menos sabemos que Kayla sigue a su lado. Y tampoco ha tenido un final rotundo la trama que ha tenido a Kirk Acevedo como protagonista. Suponemos que tras el golpe que le dio Ryan desapareció.

'Kingdom' se ha despedido de la audiencia con el mejor de sus capítulos. Con una muerte tan traumática como inesperada. Con Christina guardando un secreto a su familia (secreto que Alvey conoce). Con la reconciliación entre Ryan y Alvey. Con el acercamiento entre Jay y Alvey. Con la felicidad de Lisa. Y con el triunfo de Alvey (¡qué temporada te has marcado, Frank Grillo!).