viernes, 20 de abril de 2018

La esencia de Jessica Huang


A pesar de la irregularidad que le caracteriza, 'Fresh Off the Boat' es una de las comedias más divertidas y simpáticas de la televisión americana actual. La nostalgia ha demostrado ser una poderosa arma, y 'FOtB', como serie ambientada en plena década de los 90, la utiliza (por ejemplo, recordando el fenómeno que fue 'Titanic' a su paso por las salas de cine). Además, en pequeñas pinceladas, va aportando su grano de arena en diferentes temas sociales de inevitable actualidad (el personaje de Nicole es el mejor ejemplo). 

Pero si hay algo que hace que la comedia de la ABC (bautizada como 'Recién llegados' en España y emitida en la cadena FOX Life) destaque por encima del resto es Jessica Huang, la matriarca del clan Huang y auténtica estrella de la serie. La mejor forma de repasar su cuarta temporada (y a la espera de ser renovada por un quinto año) es haciéndolo a través de las frases más célebres que Jessica (y el resto de personajes) ha soltado por su boca, razón más que suficiente para engancharse a 'Fresh Off the Boat'.


"El señor Huang lleva 45 minutos secándose el pelo. ¡Eres un hombre! ¡Siempre vas a estar igual! " (Nicole)

" - Alguien ha dibujado penes en mi cuaderno.
- ¿Piensas que malgastaría la mina de mis lapiceros en pornografía?" (Emery y Evan)

"Estoy tan enfadada que ni siquiera me puedo escuchar a mí misma. Todo lo que escucho es la ira en mis oídos. Es como el silbido de una tetera llena de rabia" (Jessica)

"El más pequeño de nuestros hijos ha crecido. Por fin hemos salido de la 'cárcel de niños'" (Jessica)


"Honey, he visto una película en Lifetime basada en esto. Tienes que llevarle a rehabilitación antes de que os apuñale a ti y a tu marido para conseguir abrir el armario del alcohol" (Jessica)

"- Soy gay.
- ¿Qué quieres decir con que eres gay? No eres un hombre.
- No, no es un hombre.
- ¿Quieres decir que también se puede aplicar para mujeres?" (Nicole y Jessica)

"- ¡Tengo entradas para el estreno de 'Titanic'! ¿Quién se apunta?
- ¿Otro drama de época? ¿Recuerdas lo mucho que te costó convencerme para ir a ver 'Lo que queda del día'? ¡No, gracias!" (Louis y Evan)

"Preparaos para sentir. No he traído kleenex, así que cuando empecéis a llorar, simplemente utilizad vuestras mangas" (Jessica)


"¡Me encanta el café!Ahora siento que 'Friends' tiene mucho más sentido" (Eddie)

"He visto en el informativo nocturno que todos los años una mujer se cae de un crucero. Sólo estamos en Enero. Si voy de crucero y alguien me empuja por la borda, mientras caigo hacia mi muerte, estaré pensando 'Es mi culpa. Sabía que sería en Enero'" (Jessica)

"Oh, nadie puede controlar a la controladora, Honey. Soy como un mando universal; silencio cualquier televisor que me señales" (Jessica).

"Además, los bolos son como el golf para las personas que aman los gérmenes" (Jessica)


"Voy a ver de nuevo 'Spice World'. Resulta que es realmente buena" (Eddie)

"- Mañana es San Patricio.
- Perfecto. A los irlandeses les encanta cualquier excusa para romper las reglas. Mira la banda U2. Ni siquiera es seguro deletrearlo" (Louis y Jessica)

miércoles, 18 de abril de 2018

¿Un mundo nuevo?


Por fin puedo decirlo: abandono 'The Walking Dead'. Mi excusa era esperar hasta que se produjese cierto evento que, en su momento, creí que se aseguró que ocurriría en el final de su octava temporada. En realidad, iban a producirse una serie de hechos (acrecentados por los rumores del posible abandono de una de sus actrices) que iban a convertir esta season finale en una de las más explosivas. Y de verdad lo digo, la decepción no ha podido ser mayor. Y más, después de emitirse tras el que probablemente haya sido el mejor capítulo de la serie en las últimas ¿dos/tres? temporadas. Una tomadura de pelo importante que se suma a la nada que lleva siendo la serie desde hace demasiado tiempo. Y lo que queda, porque a pesar de sus cada vez más bajas audiencias (los datos de su octava season finale sólo superan a los de la primera), hay 'TWD' para rato.

Y ahora sí, a partir de aquí spoilers del final de la octava temporada de 'The Walking Dead'.

La última y me marcho
La segunda mitad de la octava temporada comenzó con una muerte que celebré por todo lo alto (a estas alturas, no creo que la muerte de ni un solo personaje me diese pena): la de Carl. Este niño insufrible que se había convertido en la versión zen de su padre murió convertido en un santo al tratar de ayudar a su último nuevo amigo (y que además en el final de temporada confiesa que lo hizo "presentando sus respetos a una mujer que nunca conoció"). A Carl el maduro ("A veces los niños deben enseñar a los padres el camino") se le suma Carl el pacifista, que con sus cartas de despedida chantajea emocionalmente a todos los destinatarios de las mismas para que no haya guerra y la paz reine en el mundo. ¿Acaso Carl estaba participando en Miss España?

Con Carl recién enterrado y con su padre dispuesto a crear un mundo nuevo que ni el de Karina, los movimientos de ambos bandos iban dirigidos a culminar en una gran guerra de la que sólo unos iban a salir vencedores. De ahí los intentos de convencer a la Comunidad de Mujeres (si tienen nombre, ni lo recuerdo) de apoyar al #TeamRick. "Os estamos ayudando a ganar no matándoos a ninguno. Esa es nuestra contribución a la causa" (aunque, por supuesto, hacen su aparición en el último momento). Quien sí ayudó a la causa fue Georgie, una misteriosa mujer que llegó para comerciar con conocimiento ¿a cambio de una futura colaboración? "Es un trueque. Volveré". Imagino que en la novena temporada se descubrirá quién es y cuáles son sus intenciones.


Lo mejor que se le ha dado hacer esta temporada a Negan ha sido jugar a hundir a Rick con sus comentarios: "No dejes que ninguna más de tus decisiones de mierda te cueste perder a alguien que quieres. Has fallado como líder y, lo más importante, has fallado como padre". Eso y descubrir que podrían convertir en zombies a las personas untando sus armas blancas en sangre de zombie y así acelerar el proceso de transformación. "Te consigue membresía completa". Lo que no sabía Negan es que tenía al enemigo en casa por partida doble: Simon queriendo convertirse en el nuevo Negan dispuesto a arrasar con todo (empezando por las basuras de Jadis) y Dwight intentando derrocar a los Salvadores desde dentro. 

En Hilltop, como si no tuviesen suficiente con el ataque sufrido a manos de los Salvadores y los zombies, han tenido que lidiar con Morgan (el personaje más odioso del universo 'TWD') y Henry, el niño vengador al que ya podrían haber enterrado en la misma tumba que a Carl. No muy lejos de allí, en el basurero de Jadis, le vemos a ella (qué loft más moderno en el que está instalada) y a Negan disfrutando de una particular y rápida luna de miel después de que ella le secuestrase tras el encuentro a oscuras entre Rick y Negan. "Yo no habría matado a toda tu gente". Jadis deja escapar a Negan, que en su regreso a casa se encuentra con un personaje del pasado que le ayuda a cambiar su visión sobre la situación actual de los Salvadores y su plan de cara al futuro.


Y es en ese momento, a un capítulo del final de temporada, cuando se produjo el milagro, con un episodio interesante y en el que hubo continuos giros de guión a base de traiciones en el bando de los Salvadores. Negan había descubierto todos los planes que se habían hecho a su espalda y termina convirtiendo a Simon en zombie ("Si quieres ser el jefe, tienes que vencerlo") y a Dwight ("Un donnadie con ínfulas") en pieza clave de su venganza. Una venganza inevitable ("Ganar se trata de matar hasta al último de vosotros. Eso es comenzar de nuevo") a pesar de la carta que Carl le escribió a Negan y que Michonne le lee a través del walkie. "La salida es trabajar juntos. Es el perdón. Espero que mi padre te ofrezca la paz. Espero que la aceptes".

Todo lo bueno que se construyó en el 15º capítulo ha sido destruido en la season finale. Sí, confieso que Eugene (¿el segundo personaje más odiado de la serie?) me ha sorprendido, pero he odiado muchísimo la actitud de Rick. ¿Dónde está la gran guerra prometida? ¿Y la supuestamente anunciada muerte de Negan? Qué absurdo rajarle el cuello pero luego atenderle y evitar la venganza que todos (TODOS) esperábamos. "Ahora todos nos vamos a casa. Negan está vivo, pero su forma de hacer las cosas se ha terminado. El nuevo mundo comienza". San Rick ha hablado: "Mi misericordia prevalece sobre mi ira". La vida continua: parte de los Salvadores regresan al Santuario para instalar allí su comunidad, aunque ahora todos son amigos, y lo tuyo es mío. Dwight es desterrado. Y Maggie, con Jesus y Daryl, idea su propio plan de venganza contra Rick y Michonne. "Vamos a dejar pasar el tiempo, esperar a nuestro momento y luego se lo mostraremos (que se equivocaron en lo que hicieron"). Sería maravilloso que hablasen de matarles, pero mucho me temo que se referirán a matar a Negan o a ayudarle a escapar(está preso en Hilltop) para demostrarles que sigue siendo un villano.


La octava temporada de 'The Walking Dead' ha llegado a su final con la promesa de un mundo nuevo en el horizonte. Un mundo en el que Morgan no tiene sitio (se va a 'Fear the Walking Dead', ¿con Jadis-ahora-me-llamo-Anne?). Y un mundo que no pienso visitar.

miércoles, 4 de abril de 2018

Dos realidades


¿Es 'Counterpart' (disponible en HBO España) una de las mejores series de lo que llevamos de año? La respuesta está clara: sí. Y en Starz (cadena que la emite en EEUU) han apostado fuerte por ella renovándola por una segunda temporada. ¡Como para dejar pasar semejante joyita! ¿Fuisteis de los que, allá por el verano de 2010, disfrutó de 'Rubicon'? Pues entonces encontraréis en 'Counterpart' la serie de vuestros sueños.

'Counterpart' en un drama en clave de thriller de ciencia ficción creado por Justin Marks (guionista de la versión de 2016 de 'El libro de la selva' y de su secuela) y producido, entre otros, por Morten Tyldum (nominado al Oscar por la dirección de 'The Imitation Game' y director del primer capítulo) y Jordan Horowitz (productor de 'La La Land' y famoso por vivir en primera persona el envelopegate en los Oscar del año pasado). Y en su reparto cuenta con caras tan conocidas como las de J.K. Simmons (ganador del Oscar al Mejor Actor de Reparto por 'Whiplash'), Olivia Williams ('El escritor', 'An Education') o Stephen Rea ('Juego de lágrimas', 'V de Vendetta').


La vida de Howard Silk (Simmons) gira en torno a su trabajo en una oficina y el hospital en el que está ingresada su esposa (Williams). La monotonía del día a día. Hasta que llega a su conocimiento la existencia de El Cruce, un pasaje que te lleva a otro mundo, idéntico al nuestro, pero diferente desde que hace 30 años se produjo un accidente que abrió la puerta entre ambos. "Mismos sucesos, mismas experiencias. Cuando se abrió la puerta nuestros caminos se empezaron a bifurcar. Con el tiempo, cada vez más". Y he aquí uno de los primeros grandes aciertos de 'Counterpart': la diferencia entre ambos mundos (uno en el que se sufrió el 11-S; el otro sin 11-S, por poner un ejemplo), clave en la historia. De este modo, Silk se ve inmerso en un mundo de espías, secretosconspiraciones. Un mundo (dos, más bien), en el que conoce a su otro yo (qué actorazo está hecho J.K. Simmons y qué fácil le pone al espectador identificar a cada uno de los Howard Silk), y en el que se ve obligado a cambiar su identidad y a adaptarse a una nueva vida, que no deja de ser la misma que él vive, pero con ligeros (o no tan ligeros) cambios. 

La primera temporada de 'Counterpart' es fascinante (la forma en la que funciona la frontera y las normas que en ella se aplican, cómo viven en el mundo 2, obsesionados con las enfermedades, las negociaciones entre diplomáticos, todo lo que tiene que ver con La Escuela e Índigo) y atrapa al espectador por los giros que va tomando la trama, acompañados de los secretos que van saliendo a la luz de todos y cada uno de sus personajes, a la vez que vamos descubriendo que la diplomacia entre ambos mundos vive pendiendo de un hilo, hasta que éste termina siendo cortado cuando el mundo 2 (que sufrió una pandemia de gripe severa en el año 1996 que diezmó su población y de la que hace responsable al mundo 1) comienza su venganza. Y es que hay una facción demasiado poderosa dispuesta a ir a la guerra. Y dentro de esta facción, Pope (Rea) juega un papel muy importante, erigiéndose como el mayor traidor de la serie (junto a Quayle, interpretado por Harry Lloyd, el Viserys Targaryen de 'Juego de Tronos').


Otro de los aspectos más destacables de 'Counterpart' son sus personajes femeninos: Olivia Williams, que al principio se nos presenta como una villana, algo completamente alejado de la realidad, de momento ha tenido que interpretar únicamente a la Emily del mundo 2, la mujer del Howard Silk "espabilado", un personaje muy inteligente y que no se ha dejado mangonear por nadie. Al igual que Clare (Nazanin Boniadi), protagonista de uno de los secretos más explosivos de la temporada, y que forma también parte de esa facción agresiva del mundo 2. Para ella trabaja Baldwin (Sara Serraiocco), asesina a sueldo de apariencia débil pero que es en realidad una mujer a la que temer. Suyo es el mayor dilema moral de la temporada.

'Counterpart' alcanza su cima en su season finale, en la que quedan sembradas todas las tramas que veremos en su segundo año: la Emily del mundo 1 ha despertado (y con ella sus secretos) y estará, de momento, junto al Howard del mundo 2, el único con el que había compartido la información que tenía respecto a un posible ataque de su mundo. Este mismo Howard es el único que conoce, junto a Quayle, la auténtica identidad de su mujer Clare, y veremos a dónde les lleva ese pacto entre caballeros. ¿Cuáles serán las consecuencias de las muertes de Aldrich y Cyrus? El otro Howard, el del mundo 1, está ahora atrapado en el mundo 2 ("Adiós a la diplomacia"), y ha sido encerrado por orden de Ian tras descubrir que Howard ha matado a Pope. ¿Hasta qué punto los Howard han asumido la identidad del Howard al que han sustituido? ¿Viviremos un intercambio de parejas entre los Howard y las Emily? ¿Quién forma parte de la Administración? ¿Qué provocó el accidente que abrió la puerta entre los mundos? ¿Está el mundo 1 detrás de la pandemia que acabó con tantas vidas en el mundo 2? ¿Qué escondió Howard en el mundo 1 para que le diesen a Emily cuando despertase por completo?

martes, 3 de abril de 2018

El Reino inacabado


'Beyond' llegó el segundo día del año 2017 con el estreno de su primera temporada completa, aunque la cadena Freeform decidió emitir semanalmente sus diez capítulos. Fue renovada por una segunda temporada, que se estrenó el pasado Enero, esta vez de manera tradicional. Sus números han sido tan pobres que no regresará por un tercer año (algo que sí consiguió 'Kyle XY', su antecesora en ABC Family, el anterior nombre de Freeform, y con la que además comparte el hecho de contar la historia de un chico con habilidades especiales cuya historia no tiene final).

La segunda temporada de 'Beyond' ha sido calcada a la primera en cuanto al planteamiento de su trama: comienza siendo bastante complicada (para lo que la historia quiere contar), hasta que llega a un determinado suceso que aplana el camino hasta el final. Entonces el espectador está más cómodo con lo que ve y lo disfruta de diferente manera. Pero no olvidemos que estamos hablando de un drama familiar sobrenatural bastante inofensivo y sencillo con todo lo que esto conlleva. 'Beyond' no es una mala serie, pero es demasiado "la nada" como para sobrevivir en estos tiempos que corren.

A partir de aquí spoilers de la segunda temporada de 'Beyond'.


El punto de partida de la segunda temporada de 'Beyond' ha sido: ¿rompieron algo más Holden y Willa cuando destrozaron el puente del Reino? ¿Provocaron una reacción en cadena? ¿Y si las criaturas a las que les impidieron el paso encontraron un camino alternativo? Durante los primeros capítulos fuimos conociendo, mediante flashbacks, la historia de Edgar y Diego, personajes nuevos ("Necesito encontrar a Holden Matthews") que iban a tener un papel muy relevante en la trama más adelante. Todos tenían en común con Holden (Burkely Duffield sigue siendo un pan sin sal) sus habilidades especiales, aunque poco más sabíamos de ellos. Conocimos también a una peculiar agente del FBI con la que los padres de Holden se reunían en una cafetería y que parecía ser la única dispuesta a terminar con Cielo Vacío.

Mientras Willa intentaba convencer a Arthur de que en El Reino no era oro todo lo que relucía, su abuelo estaba más empeñado que nunca en utilizar la máquina para volver a ver a su hija Celeste. "Hay mucho más por descubrir al otro lado". Paralelamente Charlie se reunía con su hermana (sigo sin encontrarle sentido a esta trama) a la vez que El hombre de la chaqueta amarilla (¡cómo debe oler!) recibía un ascenso de manos de Shoemacher como orden directa de Frost, cuyo cuerpo seguía en Cielo Vacío congelado a la espera de poner en marcha de nuevo la máquina. Y es que de esa máquina dependían los ingresos de la organización, que seguía induciendo comas ("sueños criogénicos") a sus clientes, que esperaban de este modo ir al Otro Lado para reencontrarse con sus seres queridos.


Mientras sus hijos vivían una tarde en la bolera muy especial, Tom y Diane descubrían las cámaras ocultas que el Pastor Ian había instalado en su casa. Luke le confesaba entonces a Willa que le gustaba, ahora que prácticamente se habían hecho inseparables, a la vez que Holden se enfrentaba a Diego ("Nos liberaste. Hemos venido a hacer tu mundo nuestro mundo"), confirmando la teoría de que cuando destrozaron el puente del Reino, las criaturas encontraron un hueco por el que escapar. Holden y Jeff (¿a quién le importan Jeff y Christine?) se reunieron con Edgar, que les dio la clave respecto al congelador de los sueños de Holden: "Te lleva al Reino. Es la única forma en que tú, y yo, y todos sobrevivamos a lo que viene. Tenemos que usar ese congelador para bloquear que vengan más de ellos. La idiotez ha utilizado esa máquina (la de Cielo Vacío) para ir a lugares a los que ninguna persona normal debería poder ir. Los mundos deben permanecer separados".

Por fin conocimos la historia de Charlie y el origen de su odio hacia Arthur (cuando ella estuvo en coma él la utilizó en contra de Frost pero no consiguió nada y decidió abandonarle), justo en el momento en que todos los cuerpos "en coma" en poder de Cielo Vacío despertaron y escaparon para ir en busca de Holden (liderados por Diego) y cuando Willa y Luke descubrieron que la agente del FBI que les había estado ayudando era en realidad una impostora cuyo objetivo era hacerse con Arthur y la máquina para ponerla en marcha y sacar adelante su plan ("Cada día hay más bocas que alimentar y menos aire para respirar. Si solo hubiera otro plano de existencia donde la gente no ocupara espacio físico..."). Por eso WilLuke deciden quemar Cielo Vacío y destrozar la máquina. Por su parte, Holden regresa al Reino a través del congelador con el objetivo de "cerrar cualquier grieta que hayas abierto durante tu última visita". Allí se enfrenta de nuevo a Frost ("Desordenaste el equilibrio al salirte de ese puente"), que es quien le explica que para alcanzar de nuevo el equilibro es necesario un "juramento de sangre". Aquí he de confesar que no entendí la necesidad de que Holden matase a su yo joven. Pero lo hizo y volvió de nuevo a casa.


En la series finale, a la que llegamos sin olvidar el aviso que nos hace Charlie ("El Reino me cuenta cosas y me dice que Holden va a morir"), Diego consigue meterse en la cabeza de Holden, obligándole a viajar de nuevo al Reino para deshacerse de él. Con Diego fuera de juego (¿y el resto de su grupo?), Cielo Vacío en llamas y la máquina destrozada, parecía que la historia iba a tener un final feliz. Pero cuando Willa regresa a casa descubre que Arthur no está y es secuestrada por la falsa agente del FBI. Freeform deja la historia sin continuación, del mismo modo que nos ocurrió con 'Kyle XY'. Nos quedamos con las ganas de conocer los planes de Frost, que acaba de despertar en el mundo real. 'Beyond' se despide después de 2 temporadas y 20 capítulos. No se le echará en falta, pero fastidia que la historia no tenga final.

miércoles, 28 de marzo de 2018

Vida y obra de Andrew Cunanan


La segunda temporada de 'American Crime Story' fue bautizada como 'El asesinato de Gianni Versace', aunque lo cierto es que hubiese sido más acertado llamarla 'Vida y obra de Andrew Cunanan'. Y es que 'Favores vulgares', el libro de Maureen Orth en el que se basa la serie de FX (Antena 3 terminó anoche su emisión y estará disponible en Netflix a partir del próximo viernes 30), se centra en los asesinatos perpetrados por Cunanan y que culminaron con la muerte del diseñador italiano. 'ACS' utiliza la información recopilada por Orth además de ficcionar ciertos tramos de la historia (conversaciones y situaciones) cuya realidad se desconoce.

Lo que más me apetecía de 'Versace' era ver a Penélope Cruz, convencido de que el papel de Donatella Versace le llenaría de premios y que la segunda temporada de 'ACS' sería SU serie. Aunque Pé ha sabido aprovechar al máximo todas y cada una de sus líneas de guión, el auténtico protagonista y rey absoluto de la temporada ha sido Darren Criss (el Emmy llama a su puerta). Con respecto a Edgar Ramírez (Versace) poco debo señalar, más allá de lo bien que ha estado, y de Ricky Martin (Antonio D'Amico) que, bueno, sí, ha cumplido. Ellos han sido los cuatro protagonistas oficiales de la temporada, pero han estado acompañados por multitud de secundarios que casi han terminado teniendo más protagonismo que los protagonistas oficiales (Finn Wittrock, Cody Fern, Judith Light).


Lo que al principio me pareció tremendamente confuso, ha terminado pareciéndome el mayor acierto de esta temporada: relatar los asesinatos cometidos por Cunanan con cierto desorden cronológico a la vez que nos íbamos adentrando en su pasado y en la cantidad de mentiras que contó para conseguir sus propósitos. Y es que, si algo hemos aprendido de la historia de Andrew Cunanan (más feo en la realidad que Darren Criss) es que con una cara bonita y una mente manipuladora (además de con una cantidad insana de mentiras) puedes conseguir todo lo que te propongas. Y aunque es cierto que la sensación que queda tras haber visto 'Versace' es que ha sido "menos seria" que la primera temporada (centrada en el juicio contra O.J. Simpson, siendo por tanto un drama legal, a diferencia de 'Versace', un thriller), no deja de ser verdad la cantidad de temas que ha tocado, teniendo la homofobia (interna y externa) un papel protagonista.

Y aunque no es correcto decirlo, porque estamos hablando de un psicópata asesino, ha sido fascinante indagar y conocer (porque sinceramente, sabía más bien poco del tema) a Andrew Cunanan. Cómo desde su infancia se hizo hincapié en lo especial que era ("Y cuando te sientas especial, el éxito vendrá a continuación", algo que, muchos años después, le dijo supuestamente Versace cuando se conocieron "Serás alguien muy especial algún día"), potenciado por un (mal) padre que le adoraba (¿soy el único que piensa que en la serie dejan caer que hubo algo más detrás?) y que dejó de lado a su mujer y a sus otros hijos para centrarse únicamente en Andrew. Un padre que terminó abandonándoles (huyó del país cuando se descubrieron los delitos que cometió) y dejándoles con una mano delante y otra detrás ("Lo eras todo para mí, papá. Pero es una mentira. Y si tú eres una mentira, entonces yo soy una mentira, y yo no puedo serlo. No puedo"), siendo el punto de partida de sus primeras mentiras (cuando va a buscar trabajo). Y cómo, a partir de entonces, sólo supo moverse a través de mentiras (que contó tanto a amigos, como a clientes, como a cualquiera dispuesto a escucharle). 


También hemos conocido las vidas de los que terminaron convirtiéndose en víctimas de Cunanan, pero que empezaron su relación con él como amigos (siempre guapos, jóvenes y con vidas difíciles por su homosexualidad) o como clientes (siempre mayores y con dinero; "De hecho, se me dan mucho mejor los hombres mayores que los de mi edad"). Con ellos fue con los que más salió a la luz el Cunanan manipulador (y por ende mala persona); un ser humano sin ápice de sentimientos y dispuesto a llevarse por delante lo que hiciese falta por conseguir la felicidad.

Es verdad que 'Versace' ha sido más la serie de su asesino que de sí mismo, pero lo cierto es que también hemos ido conociendo la vida personal del diseñador (de forma bastante más escueta porque, al fin y al cabo, se conocen muchas más cosas sobre él), que queda reflejada en las palabras de Donatella poco después de la muerte de su hermano: "Primero la gente llora. Luego susurran". Y es que, si algo queda claro al respecto, es lo bien que se lo debía pasar Versace y la vida "sin ataduras" que llevaba, por mucho que Antonio D'Amico fuese su pareja (una relación que según vemos se estabilizó e hizo más fuerte durante los últimos años de vida del diseñador). Lo que sí ha dejado claro 'Versace' es la mala relación que hubo entre cuñados ("Tú sabías que quería tener una familia. Si le hubieras dado algo, yo te hubiera respetado"). Fue muy acertado relatar de forma paralela las infancias de ambos personajes aunque, una vez más, la de Versace fue mucho más escueta que la de Cunanan (y lo importantes que fueron sus madres para ambos). 


La historia de Versace y Andrew Cunanan ya forma parte del pasado. La tercera temporada de 'American Crime Story' (sin fecha de estreno) se centrará en las consecuencias del huracán Katrina y contará en su reparto con viejos conocidos de la franquicia (Sarah Paulson, Courtney B. Vance, Cuba Gooding Jr.) a los que se unirán Annette Bening, Dennis Quaid y Matthew Broderick.

lunes, 26 de marzo de 2018

Emergencias en Los Ángeles


No voy a negar que '9-1-1' era uno de los estrenos que más esperaba de 2018. Tener a Ryan Murphy como creador/productor y un reparto liderado por Peter Krause, Connie Britton y, especialmente, Angela Bassett (que ejerce, además, de co-productora ejecutiva), hacía que me fuese imposible no acercarme al primer capítulo de este nuevo procedimental. Y el resultado fue bueno, con un episodio Piloto perfecto a la hora de presentar a sus personajes. No así su horrible segundo episodio, una mamarrachada terrible que me hizo pensar que lo del primer capítulo fue un espejismo. Afortunadamente no fue así.

'9-1-1' se centra en el día a día de los profesionales que responden a las llamadas recibidas por el 911. Así conocemos a Abby (Connie Britton en su primer papel protagonista tras abandonar 'Nashville'), operadora del 911 que vive con su madre, enferma ("¿Es extraño que me sienta más cómoda tratando con mis compañeros de urgencias que con la gente con la que tengo que tratar al llegar a casa?"). Peter Krause (de nuevo en televisión tras la cancelación de 'The Catch') es Bobby, el capitán de la estación de bomberos en la que trabajan Buck (Oliver Stark), Hen (Aisha Hinds) y Chimney (Kenneth Choi). Y por último está Athena (Angela Bassett, que repite con Murphy después de su colaboración en la antología 'American Horror Story'), que forma parte del cuerpo de policía de Los Ángeles.


A lo largo de los 10 capítulos que han compuesto su primera temporada, hemos ido conociendo a los protagonistas de '9-1-1'. Bobby: "Era un alcohólico. Probé algunas drogas (...) Fui forzado a dejar el departamento de bomberos, pero volví a unirme y llevo ya de vuelta 18 meses. Me ayuda confesar todo una vez a la semana para recordarme lo fácil que es para mí terminar en el camino equivocado". El secreto mejor guardado por Bobby de cara a sus compañeros es que fue el responsable de la muerte de su familia hace 5 años cuando, borracho, provocó un incendio. Su castigo es llevar un cuaderno en el que tiene apuntados los nombres de todas las personas cuya muerte provocó, además de los nombres de las personas a las que ha salvado la vida, con el objetivo de obtener una mayoría de nombres salvados para, en ese momento, poner fin a su existencia. Descubrir que es "el hombre del brazo de oro" cambia su vida.

Buck comenzó su andadura en la estación de bomberos de la peor de las maneras ("Creo que puedo ser adicto al sexo"), pues fue expulsado por Bobby hasta que le readmitió. Al poco de ponerse serio ("Por estas cosas de héroe temerario es por lo que me dedico a ésto, Bobby"), Buck conoció a Abby. Al principio su relación era telefónica ("Puedo decirte que eres especial. No tengo a nadie más como tú en mi vida y no quiero hacer nada para perderte. Por ahora creo que es mejor si sólo hablamos por teléfono"), llegando a mantener conversaciones mientras Buck trabajaba ("Contestaste. Siempre contestas. Eres tan dulce"). La desaparición de la madre de Abby fue la excusa perfecta para verse por primera vez ("¡Hace casi un año que no tienes sexo!"), aunque decidieron volver al teléfono (qué absurda la escena del no sexo telefónico, "Eres musculoso y amable y divertido") no sin que antes Abby le pidiese que no se acostase "con cualquier chica de Tinder". 


Al final tuvieron su primera cita ("Veo sus músculos bajo su chaqueta") y, aunque fue un fracaso, dejó claro que volverían a verse. Con dudas por parte de Buck por la enorme dependencia de la madre de Abby con respecto a su hija, y después de haber empezado oficialmente su relación, la madre de Abby termina muriendo y ésta marchándose a Irlanda para hacer así el viaje que aquélla nunca pudo realizar. Total, que Buck asegura que le esperará a su regreso (sin fecha), aunque como todos sabemos, Connie Britton fichó exclusivamente por una primera temporada, por lo que salvo que Murphy le convenza de lo contrario, no tendremos más Abby. 

A Athena su marido le acaba de confesar que es gay y que ha conocido a alguien. Por el bien de los niños deciden no comunicárselo a ellos y seguir viviendo juntos (llegan a ir, incluso, a terapia). Después de superar el intento de suicido de su hija y de sobrevivir a una loca la noche de San Valentín (entre muchas otras "aventuras"), Athena decide divorciarse de su marido y recuperar su vida sentimental, aunque su primera opción no sale del todo bien ("Quiero sexo sin compromiso. No quiero cenas ni escapadas").


Chimney es el insoportable del grupo y el peor personaje de la serie. Su vida fuera del trabajo gira en torno a ligar ("El uniforme es el mejor afrodisíaco") contando historias que no son reales ("Quizá no tendría que inventar historias si de vez en cuando me dejaras llevarme algo de crédito"), aunque su vida cambia después de ser rechazada su proposición de matrimonio y de sufrir un grave accidente de tráfico. Hen, por su parte, ve alterada su vida cuando su ex sale de prisión y se acuesta con ella con el único objetivo de conseguir la custodia de su hijo en común (alegando inestabilidad en el hogar). No habría mayor problema de no ser porque Hen tiene una mujer que descubre toda la verdad.

El punto fuerte de '9-1-1' (además de la música y de ser muy entretenida) ha sido su capacidad para presentarnos casos originales a pesar de la cantidad de procedimentales actualmente en emisión. Y no sólo de los casos en sí, sino de la forma de introducirlos en las tramas (el karma, la noche de luna llena, San Valentín). Sin embargo, también hay que reconocer sus fallos, y es que el guión en ocasiones es too much. Hay conversaciones, especialmente las que tienen lugar entre Buck y Abby, que dan demasiada vergüenza ajena. Pero lo cierto es que '9-1-1' se ha convertido en un merecido éxito que regresará con una segunda temporada. ¿Se quedará Connie Britton? ¿Serán Bobby y Athena almas gemelas? ¿Cuánto tardará la ex de Hen en aparecer para romper la recién adquirida paz en su matrimonio? ¿Tendremos que seguir soportando a Buck? ¿Qué pasará con Carla, la Octavia Specener de '9-1-1'? Y no lo olvidéis: "Se necesita ser cierto tipo de persona para sumergirse en el dolor del mundo y no mojarse. Para correr hacia el peligro en lugar de escapar de él. Y para aquellos de nosotros que elegimos esta vida, no hay otro lugar en el que preferiríamos estar".

jueves, 22 de marzo de 2018

¿El hijo pródigo?


Si hay algo que sabe hacer realmente bien 'How to Get Away With Murder' es cerrar la trama de cada temporada. Y lo ocurrido con la cuarta no ha sido una excepción. Por fin dejamos atrás quién mató a Wes, Antares y demás parafernalia para recibir con los brazos abiertos la que será su quinta temporada (aunque la ABC todavía no se ha pronunciado al respecto). El bajón de audiencia es más que evidente (0.94 frente al 1.30 en demos de la 3ª temporada, pasando de los 4'6 millones de espectadores de media a los casi 3'7) pero, ¿quién querría deshacerse de una serie made in Shonda con la ganadora del Oscar Viola Davis como protagonista?

En noviembre dijimos adiós a la primera mitad de la cuarta temporada de 'HTGAWM' tras la emisión de sus primeros ocho capítulos y la fantasía del ascensor. En enero retomamos la historia justo donde lo dejamos para continuar con la historia. A partir de aquí entraré en detalles del desenlace de la temporada, por lo que si no lo has visto todavía, no sigas leyendo.


El padre de Laurel le quitó la custodia de su hijo (cuyo padre es Wes) para así recuperar el disco duro que contenía toda la información respecto a sus actividades ilegales. Resulta que, tal y como vemos en la season finale, dicho disco duro no tiene ningún tipo de información lo suficientemente incriminatoria como para acabar con Jorge Castillo, por lo que su búsqueda no ha podido ser más inútil y absurda. Así que a la muerte de Dominick se le pueden aplicar los mismos calificativos. Al menos su búsqueda sirvió para reconciliar a Annalise y Bonnie ("A veces necesito no sentirme tan vacía. Sentir que no soy una persona horrible. Por eso te ayudé a ti, a Wes y ahora a Laurel. Lo hago para salvarme a mí").

En el momento en que Annalise retomó su demanda colectiva (escogiendo al padre de Nate como su imagen) apareció la madre de Laurel (Lolita Davidovich) y se reabrió la investigación en torno a la muerte de la hija de Isaac, el personaje trampa de la temporada. Cuanto menos hablemos de él, mejor. Hubo un parón en la trama Laurel para irnos de visita a Washington, produciéndose así el crossover con 'Scandal'. Lo mejor que sacamos del cruce de las series fueron sus frases ("Nuestro país está en crisis. Juntas podemos arreglarlo", "Por favor, dígame que conoce una buena peluquería"), los abrigos que llevaron tanto Annalise como Olivia Pope, Cicely Tyson ("A veces creo que este país se vendría abajo si no hubiera gente como nosotras arreglando los desastres") y Annalise luchando contra el racismo. Y lo peor, que Michaela decidiese tener un affaire que, por supuesto, ha descubierto Asher, que se ha ido a vivir solo.


Retomando la trama Laurel/¿quién mato a Wes? descubrimos que mamá Laurel (que nunca perdió el contacto con su ex marido) quiso pagar a Wes para que dejase de ver a su hija por sus problemas legales. "Va a romperte el corazón, Christophe". Cuando descubrieron que Wes iba a hablar y vieron que afectaría a la salida de bolsa de Antares, la única solución fue cargárselo. "Haga lo que pueda para mantenerla a salvo" se convirtió en "Va a ir a la policía. Tienes que hacer algo" y acabó con la muerte de Wes. En la trama Antares ha participado Simon, que ha terminado siendo eliminado del juego por una peligrosa jugada de Michaela.

Y así llegamos al desenlace: con Nate encontrando el (inútil) disco duro, Denver muerto, Laurel recuperando a su hijo ("Para mí está muerta. Igual que tú"), Jorge detenido gracias a la intervención de Tegan, mamá Laurel desaparecida (¿o muerta?), la demanda colectiva saliendo victoriosa del Tribunal Supremo ("Con esta victoria queda claro que la señora Keating se ha convertido en una figura legal a escala nacional") y Connor admitiendo que dejó la carrera porque suspendió pero volviendo a matricularse en la Universidad a la vez que prepara su boda con Oliver.


¿Y qué nos deparará la hipotética quinta temporada de la serie? A Nate teniendo en su poder los informes que Denver tenía de Annalise, Bonnie, Frank, Connor, Oliver y Asher y que le dijo a Bonnie que había quemado. ¿Por qué parece que van a dar mucho juego en el futuro? Para empezar, hemos descubierto que el hijo que Bonnie aseguró haber perdido podría estar vivo. ¿Es Gabriel Maddox, el chico al que se encuentra Frank visitando la universidad para matricularse, hijo de Bonnie? ¿A quién le dice Frank "Su (un "su" femenino en inglés) hijo está aquí"? ¿A quién atañe este secreto? ¿Mató Laurel a su madre y de ahí los arañazos de su brazo? ¿Le importa a alguien que Bonnie rehaga su vida sentimental? Si todo va bien, en octubre saldremos de dudas.